Si creer es imaginar lo que no podemos saber, ojalá sea verdad todo lo que no se ve...

Has perdido algo?

viernes, 31 de julio de 2015

Un perro que me mira

Hay un perro que me mira. Sí, sí, me mira. Todos los días cuando voy a dar el paseo me cruzo con un grupo de hombres y uno de ellos lleva detrás suya un perro. Atado con una correa roja o caminando detrás de él suelto, siempre siguiendo el camino que le marca su amo. Es un perro pequeño, pero serio, camina siempre con gran dignidad. Y me mira, muy seriamente, cruza su mirada con la mía y gira la cabeza viéndome pasar. En sus ojos no veo tristeza, ni me miran diciendo "acariciame" o están llenos de esa alegría que inunda a los perros cuando salen al campo a pasear. Esta serio, muy serio. Yo me pregunto "¿por qué será?" y he llegado a una conclusión, ese perro esconde un secreto. Un secreto que no quiere que nadie sepamos y por eso está siempre serio, tan serio que hasta me cuestiono que se trate de un simple animal. Seguramente sea la reencarnación de un soldado, un soldado valiente que custodiaba un tesoro y al que una bruja lanzó un hechizo, condenándolo a vigilar por siempre... Por eso está tan serio siempre, fiel a su amo y al tesoro que no quiere que nadie encuentre. Conserva la mirada inteligente, el bigote, los andares y cuando te mira en realidad te quiere decir: "busca, busca, no lo encontrarás". Y yo me pregunto, "¿Donde estará ese tesoro? En la iglesia tras el altar, en las mazmorras del castillo, en la plaza del ayuntamiento bajo la fuente... ¿Donde?" Me lo cruzo por la calle, me mira tan serio y se que por mucho que lo intente no le podré sonsacar la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

New Registration